• +34 965 66 00 11
  • info@bufetetudelaymiro.es

FICHEROS DE MOROSOS, LO QUE DEBES SABER.

FICHEROS DE MOROSOS, LO QUE DEBES SABER.

En no pocas ocasiones, debido a la devolución de una factura con la que a lo mejor no se está conforme, un recibo devuelto, una operación de crédito no atendida, etc., cualquiera puede verse incluido en las llamadas listas de morosos que diversas entidades manejan y gestionan (RAI, Asnef Equifax, etc.) y en las que nos inscriben bien las empresas acreedoras bien las empresas de gestión de impagados que adquieren dichas deudas, situación que puede perjudicarnos a la hora de realizar transacciones comerciales o de crédito bien como particulares bien como profesionales.

Debes saber que:

1.-      para la inclusión en dichos ficheros de morosidad han de cumplir con estrictos requisitos;

2.-      deben respetar los dictados de la ley orgánica de protección de datos;

3.-      no pueden mantener el alta en dichos listados indefinidamente;

4.-      deben acreditar la existencia de la deuda y facilitar la información relativa a la misma que se les pida;

5.-      no pueden amenazar, coaccionar o acosar, siendo respetuosos en la forma y modo de las comunicaciones.

Pero desde luego algo que debes saber y tener muy en cuenta es que:

1.-      la anotación en el fichero caducará y deberá darse de baja en un plazo máximo de 6 años, no desde la inscripción, sino desde la fecha en que venció la deuda que se reclama. A este respecto la Ley Orgánica de Protección de Datos determina que el artículo 41 sobre la conservación de los datos que:

    “Sólo podrán ser objeto de tratamiento los datos que respondan con veracidad a la situación de la deuda en cada momento concreto.

    El pago o cumplimiento de la deuda determinará la cancelación inmediata de todo dato relativo a la misma.

    En los restantes supuestos, los datos deberán ser cancelados cuando se hubieran cumplido seis años contados a partir del vencimiento de la obligación o del plazo concreto si aquélla fuera de vencimiento periódico.”

2.-      en caso de reclamación judicial de la deuda en supuestos de cesión de créditos (p.ej.: empresa de recobros que adquiere la deuda a una entidad de crédito que había demandado y se subroga en la posición de acreedor) el consumidor tiene el derecho por la vía del art. 1.535 del código civil a liberarse de la misma abonando la cantidad que la empresa pagó por la compra de su crédito más las costas e intereses (“Vendiéndose un crédito litigioso, el deudor tendrá derecho a extinguirlo, reembolsando al cesionario el precio que pagó, las costas que se le hubiesen ocasionado y los intereses del precio desde el día en que éste fue satisfecho. Se tendrá por litigioso un crédito desde que se conteste a la demanda relativa al mismo. El deudor podrá usar de su derecho dentro de nueve días, contados desde que el cesionario le reclame el pago.”). Hay que tener en cuenta que estas empresas adquieren muchas veces los créditos por cantidades irrisorias, al pagar cantidades a tanto alzado por lotes de deuda, con lo que la quita puede ser muy pero que muy importante.

Ante cualquier duda, asesórate, acudir preventivamente a tu abogado siempre sale rentable.

Nacho Miró

Coem Abogados

Bufete Tudela & Miró

bufetetu

Deja un comentario